Internacional/Mundo

Pérdidas millonarias en Venezuela tras el peor apagón de su historia

0

Muertes en hospitales, saqueos y violencia suman el trágico balance de 150 horas sin luz.

  • Comentar
  • Guardar

    Ingrese o regístrese acá
    para guardar los artículos en su
    zona de usuario y leerlos cuando quiera

    Este artículo ya fue guardado
    Para consultarlo en otro momento, visite su zona de usuario.

    Artículo guardado
    Para consultarlo en otro momento, visite su zona de usuario.

    El artículo no pudo ser guardado, intente nuevamente

  • Enviar
  • Linkedin

  • Comentar

  • Guardar

    Ingrese o regístrese acá
    para guardar los artículos en su
    zona de usuario y leerlos cuando quiera

    Este artículo ya fue guardado
    Para consultarlo en otro momento, visite su zona de usuario.

    Artículo guardado
    Para consultarlo en otro momento, visite su zona de usuario.

    El artículo no pudo ser guardado, intente nuevamente

  • Reportar
  • Compartir

    • Enviar

Los venezolanos se enfrentan este jueves a la falta de agua y alimentos tras el peor apagón de la historia del país, que duró casi siete días y dejó pérdidas millonarias en una economía en ruinas.

La industria está paralizada y “para recuperar al país hay que buscar el apoyo de multilaterales y el sector petrolero”, opinó el director de la consultora Ecoanalítica, Asdrúbal Oliveros. Según esta firma las pérdidas por el apagón ascendían “a 875 millones de dólares”.

Nuevo boicot de diplomáticos a canciller venezolano en la ONU

Apagón en Venezuela: las imágenes de la desesperación tras seis días sin luz

VideoGuaidó promete que Venezuela saldrá pronto de la penumbra

“Hay una paralización importante en muchas áreas críticas del sector petrolero. En ese punto podríamos perder 700.000 barriles diarios”, señaló Ecoanalítica. Con la petrolera estatal PDVSA -fuente de 96% de los ingresos del país- en default y minada por la corrupción, la ya deprimida producción de crudo había caído de 3,2 millones
de barriles en 2008 a cerca de un millón previo al apagón.

La emergencia, que alcanzó a Caracas y 22 de los 23 estados de este país de 30 millones de habitantes, comenzó la tarde del jueves y no fue sino hasta el martes que Maduro aseguró que la luz estaba restablecida “casi en todo” el territorio.

El colpaso de la red de energía causó un apagón que duró más de 150 horas en 23 de los 24 estados venezolanos.

El ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez, aseguró este jueves que el servicio ha sido restablecido prácticamente en toda Venezuela, incluida Caracas, aunque con “pequeñas fallas” en zonas donde hubo “sabotajes” a subestaciones tras el corte eléctrico. Por ello, el presidente Nicolás Maduro ordenó reanudar este jueves la jornada laboral, pero mantuvo la suspensión de clases por 24 horas más, señaló Rodríguez.

 “El desespero y la oscuridad lo provocan la dictadura”, dice. “Sin agua, sin luz, sin medicinas, sin dinero en efectivo ni transporte. Esto ha sido tremendo”, declaró  Victoria Milano, de 40 años. Aunque en su casa ya tenía electricidad, teme que se vuelva a cortar. En un país que ya sufre desde hace años por la escasez de alimentos, el apagón deja pérdidas por 5,5 millones de dólares a los productores de carne y lácteos, según la privada Fedenaga.

“El desespero y la oscuridad lo provocan la dictadura (…) Sin agua, sin luz, sin medicinas, sin dinero en efectivo ni transporte. Esto ha sido tremendo”.

Saqueos en 13 estados

En 13 estados de Venezuela se han registrado saqueos durante la interrupción del servicio eléctrico, confirmó el Observatorio Venezolano de Conflictividad Social: Anzoátegui, Aragua, Bolívar, Carabobo, Delta Amacuro, Distrito Capital, Lara, Mérida, Miranda, Monagas, Portuguesa, Sucre y Zulia.

“El punto más crítico es Zulia”, indicó Marco Antonio Ponce, director del OVCS. Explicó que los saqueos son una forma de protesta violenta. “Nosotros hemos sido muy enfáticos en rechazarlos porque no se justifican para exigir derechos”, señaló.

“Los saqueos lo que traen es una agudización de la escasez porque hay menos posibilidades de acceder a la compra de productos y dejan muy afectados a los pequeños empresarios que están sobreviviendo en nuestro país y que luego les va a ser muy difícil volver a levantar sus negocios”, afirmó.

Almacenes de cadena en centros comerciales fueron completamente desmantelados durante los días del apagón.

Desespero por el agua

El problema mayor ahora es el agua. Largas filas se forman en torno a camiones cisterna dispuestos por el gobierno y alcaldías opositoras para su distribución, incluso en Caracas, donde el bombeo es irregular, si bien de antemano había racionamiento.

Rodríguez sostuvo que ese servicio ha sido restablecido entre 70% y 80%. La ministra del Agua, Evelyen Vásquez, aseguró que es “complejo” establecer en cuánto tiempo se normalizará. “Comenzamos los bombeos y vamos avanzando progresivamente”, dijo.

Ciudadanos buscan abastecerse de agua en el canal del río Guaire en Caracas

Situación dramática en hospitales

Los hospitales han vivido situaciones dramáticas por el apagón. Según Guaidó, una veintena de pacientes murieron, mientras la ONG Codevida denuncia que fallecieron 15 enfermos renales por falta de diálisis. El gobierno niega que haya muertos.

“¿Cómo es posible que la maternidad no tenga planta eléctrica? Hemos usado ‘mechones’ (lámparas de queroseno)”, se quejó Milano de las condiciones del hospital donde trabaja, en Caracas. El país está a media marcha por el cierre de negocios y bancos, mientras el transporte público, ya de por sí deficitario, es muy escaso.

Pacientes en el hospital Miguel Pérez Carreño en Caracas.

“Del sábado para acá fue una sola comida por día. En las noches, un pocillo de avena y ya. Hoy no tenemos nada”, dijo Elena Espinoza, de 38 años, en Maracaibo. En esa ciudad, capital del petrolero estado Zulia (noroeste), se registraron saqueos en más 500 de negocios, estimó la privada Consecomercio.

“De las panaderías se trajeron de todo, robaron sacos de harina y hasta los moldes para hacer los panes”, contó Espinoza.

Del sábado para acá fue una sola comida por día. En las noches, un pocillo de avena y ya. Hoy no tenemos nada

Un directivo de Consecomercio, Felipe Capozzolo, advirtió que el vandalismo “disminuye la posibilidad de abastecer de alimentos y medicinas a la población” en un país ya golpeado por la escasez. El apagón provocó largas filas en las estaciones de servicio, ante el temor de que falte el combustible, y se interrumpieron las telecomunicaciones.

Velas, radios y linternas

El gobierno creó una comisión para buscar a los responsables y dijo tener “pruebas de que el sabotaje fue ordenado por el Pentágono y el Comando Sur, y dirigido desde Houston y Chicago”.

En un discurso televisado en la noche del lunes,  Maduro anunció el restablecimiento del servicio de energía en la mayoría del país y pese a que celebró una “una victoria” en la “guerra eléctrica”, insistiendo en sus acusaciones de que los cortes se debieron a “ataques cibernéticos” desde Estados Unidos, dio a entender que los problemas de energía volverán a presentarse e invitó a los venezolanos a abastecerse de velas, linternas y preparar depósitos de agua.

Guaidó decretó el estado de “alarma nacional” por 30 días para pedir ayuda internacional en la superación de la crisis. Uno de sus más firmes apoyos en Europa, España, ofreció ayuda para recuperar un sistema eléctrico “muy deteriorado”.

El opositor se proclamó presidente encargado el 23 de enero luego de que la mayoría opositora del Congreso declarara “usurpador” al mandatario por estimar su reelección “fraudulenta”.

AFP y El Nacional (Caracas) – GDA

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá:

Ecuador se suma a los países que le dan la espalda a Unasur

Previous article

Parlamento aprueba postergar el ‘brexit’ y rechaza segundo referendo

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *