Internacional/Mundo

Oposición pide más presión internacional para forzar salida de Maduro

0

Diputado Julio Borges publicó carta en la que le pide a la región más sanciones e investigaciones.

Julio Borges, líder opositor venezolano.

Hoy, la Asamblea Nacional de Venezuela discutirá y tomará decisiones sobre “la transición política ante la emergencia nacional y la pretendida juramentación inconstitucional de Nicolás Maduro el 10 de enero”, pero desde ya la oposición se afinca en pedir apoyo a la comunidad internacional para que intensifiquen la presión contra el mandatario, reelecto el pasado 20 de mayo en una votación plagada de violaciones legales y procedimentales.

Julio Borges, expresidente del Legislativo venezolano, actualmente exiliado en Bogotá, pidió a todos los países de América Latina que actúen con la misma urgencia como lo ha hecho el Grupo de Lima –que el viernes pasado anunció que desconocerá la renovación del mandato de Maduro– y extiendan sus acciones para arrinconar al régimen.

Además de sanciones e investigaciones a funcionarios venezolanos, pidió a esos gobiernos “ayudar a emplazar a la Fuerza Armada venezolana para que venza la represión y el chantaje y sea un factor decisivo para restaurar la Constitución y la democracia”, escribió en una carta publicada ayer.

“Le queremos reiterar a los presidentes de toda América que Venezuela es un Estado fallido y un gran peligro para toda la región. En segundo lugar, que los venezolanos no podemos desalojar solo con nuestra fuerza una dictadura tutelada por Cuba y Rusia”, dice en la misiva que, al exponer la crítica situación social, económica y política de Venezuela, representa un llamado de ayuda, prácticamente inédito en la historia política de ese país.

Semana crucial para el ‘brexit’ antes del voto en el Parlamento

Perú impedirá ingreso a Maduro y cúpula de gobierno de Venezuela

Retención de investigador colombiano en Guatemala genera escándalo

El diputado advierte sobre estudios que apuntan que la ola migratoria –que estima alrededor de 5 millones de venezolanos– podría llegar a nueve millones de personas este año si no hay un cambio del panorama político.

Lima dio ayer un paso adicional en su presión contra Maduro al anunciar que prohibirá la entrada de cualquier funcionario del Gobierno de Caracas a suelo peruano.

“Vamos a dirigir una comunicación esta mañana a Migraciones con un listado de todos los miembros vinculados a la cúpula del régimen de Maduro, familiares incluidos, para que no puedan ingresar al país”, dijo el canciller de Perú, Néstor Popolizio.

La tensión política se siente en las calles venezolanas a medida que se acerca el 10 de enero, fecha en la que Maduro acudirá al Tribunal Supremo de Justicia a juramentar su cuestionado nuevo período presidencial, aunque la Constitución establece taxativamente que esto debe hacerse en la Asamblea Nacional.

Nicolás Maduro, presidente de Venezuela, que el jueves 10 de enero tomará posesión para un segundo mandato.

Cientos de locales comerciales todavía no retoman sus actividades y la vida cotidiana, en general, parece suspendida luego de la lánguida temporada dicembrina de 2018.

La expectativa sobre “lo que pasará este jueves”, tiene una vez más en vilo a una población azotada por la hiperinflación y el desabastecimiento.

Maduro se esfuerza en proyectar serenidad estos días, asegurando que su juramentación ocurrirá a pesar de las presiones del “Cartel de Lima”.

Daremos respuesta, firme, clara, oportuna, inmediata a la afrenta que pretenda cualquier Gobierno contra nuestro país, Venezuela tiene quien la defienda

A esto, Maduro advirtió ayer que hará respetar su legitimidad frente a los gobiernos que desconocen su segundo mandato y volvió a atacar el presidente de Colombia, Iván Duque: “En Colombia, Iván Duque no va ni al baño, el diablo de Iván Duque, no va ni al baño sin preguntarle al embajador gringo si tiene permiso”.

Y también señaló que Duque es “un pelele del imperialismo” y que su Gobierno es “de lo peor, un gobierno muy impopular (y) muy repudiado por Colombia”.

Asimismo, Maduro acusó al canciller de Colombia, Carlos Holmes Trujillo, de dar “órdenes a la oposición venezolana”, aunque no precisó mayores detalles. Las relaciones entre Venezuela y Colombia han sido tirantes casi desde la llegada del chavismo al poder, en 1999, y se enfriaron desde que Duque denunciara la grave crisis que padece el primer país, y por la cual responsabiliza a Maduro.

Venezuela, en tanto, ha acusado a su vecino de ser parte de un complot diseñado en Estados Unidos para derrocar a Maduro y poner fin así a la llamada revolución bolivariana.

VALENTINA LARES MARTIZ 
Corresponsal de EL TIEMPO
Caracas

Fiscal General de Perú anuncia que este martes presentará su renuncia

Previous article

Papa Francisco sigue cruzada contra la pederastia

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *