Internacional/Mundo

El temido ‘talibán estadounidense’ queda libre tras 17 años de prisión

0

John Walker Lindh es reconocido como un islamista insignia de la guerra con Afganistán en 2001.

  • Comentar
  • Guardar

    Ingrese o regístrese acá
    para guardar los artículos en su
    zona de usuario y leerlos cuando quiera

    Este artículo ya fue guardado
    Para consultarlo en otro momento, visite su zona de usuario.

    Artículo guardado
    Para consultarlo en otro momento, visite su zona de usuario.

    El artículo no pudo ser guardado, intente nuevamente

  • Enviar
  • Linkedin

John Walker Lindh antes (der.) y después (izq.) de entrar a prisión el 11 de febrero de 200 en Estados Unidos.

Aún hay más noticias ¡Sigue bajando!

John Walker Lindh, más conocido como el “talibán estadounidense”, fue capturado
en noviembre de 2001 mientras luchaba con los insurgentes islamistas en Afganistán. Este jueves, luego de pasar 17 años en prisión condenado por terrorismo, fue liberado de la prisión federal de alta seguridad de Terre Haute en Estados Unidos.

La Agencia Federal de Prisiones confirmó en la mañana de este jueves la liberación  de la prisión federal de alta seguridad en Terre Haute, Indiana. El exconvicto de 38 años logró reducir tres años de su pena original de 20 por buen comportamiento.

Lindh, quien se sospecha aún mantiene la ideología extremista que lo llevó a Afganistán, se instalará en Virginia bajo una estricta libertad condicional que limita su capacidad de  contactar a otros islamistas, dijo su abogado Bill Cummings.

¿Por qué Asia es terreno fértil para la ideología del Estado Islámico?

Juicio a alto militar por crímenes de guerra en Irak divide a EE. UU.

Hijo de una pareja de clase media que vivía en el norte de San Francisco, se convirtió al islam a los 16 años y viajó en 1998 a Yemen a estudiar árabe. Después de regresar a casa por unos meses, volvió a Yemen en 2000 y luego a Pakistán para seguir estudiando en una escuela religiosa.

A mediados de 2001, aparentemente atraído por las historias de maltrato a los afganos, se unió a la lucha de los talibanes contra la Alianza del Norte. Cuando Estados Unidos intervino en Afganistán luego de los ataques en Nueva York, Lindh fue uno de los cientos de combatientes capturados en noviembre por las fuerzas de la Alianza del Norte y, posteriormente, le reveló su verdadera nacionalidad a dos agentes de la CIA.

Una vez llegó a Estados Unidos, fue acusado de múltiples cargos de terrorismo y conspiración para matar estadounidenses. Políticos y generales pidieron la pena de muerte para él. Luego, en julio de 2002, se declaró culpable de cargos más reducidos relacionados con ayudar ilegalmente a los talibanes y de portar armas y explosivos.

La torre del complejo del corregimiento Federal desde donde John Walker Lindh, conocido como el “Talibán Estadounidense” salió este jueves.

Luego de conocer la noticia, el Secretario de Estado de EE. UU. aseguró que la liberación del “talibán estadounidense” es “inexplicable e irrazonable”.

“Por lo que entiendo, todavía amenaza a Estados Unidos de América y aún sigue comprometido con la misma yihad a la que se unió y que mató a un gran estadounidense y un gran oficial (en referencia al agente de élite de la CIA
Johnny Spann)”, dijo Pompeo al canal Fox News.

Todavía amenaza a Estados Unidos de América y aún sigue comprometido con la yihad

El temor hacia Lindh corresponde a las acusaciones que dos senadores hicieron esta semana en una carta dirigida a la Agencia Federal de Prisiones, en la que aseguran que el exconvicto apoya la violencia extremista “abiertamente”, y se preguntan cómo se logrará contener su amenaza.

Varias versiones apoyan esta teoría de que Lindh se aferró firmemente al Islam durante su encarcelamiento. De hecho, un informe interno de 2017 del Centro Nacional de Contraterrorismo de Estados Unidos, señaló que Lindh “continuó abogando por la yihad global y escribiendo textos extremistas violentos”.

Nicaragua amanece vacía por el paro nacional en protesta contra Ortega

Así fue el devastador tornado que dejó tres muertos en EE. UU.

Seis menores han muerto en la frontera bajo custodia de EE. UU.

Cierto es que tras ser liberado, Lindh estará bajo duras condiciones por los próximos tres años. Pese a haber conseguido la ciudadanía irlandesa mientras estaba en prisión, no podrá obtener un pasaporte para viajar fuera del país. Solo puede usar una computadora con internet o teléfono bajo monitoreo de las autoridades. 

La liberación de Lindh, también conocido como “Detenido 001” durante la guerra emprendida por Washington en Afganistán, reaviva el recuerdo de los ataques del 11 de septiembre en Nueva York, tras los cuales él se convirtió para muchos en una de las caras de la amenaza yihadista en el país.

Además, resalta el hecho de que, casi dos décadas después, Estados Unidos continúa la batalla contra los talibanes sin que se vislumbre un final. 

AFP y Efe

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

¿Por qué Huawei es una empresa clave para el Gobierno de China?

Previous article

Podemos reclama a Sánchez el control de la Seguridad Social

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *