Economía

El palacio milanés que vendió hace un año Banca Carige ahora vale más que la entidad

0

Banca Carige vendió un palacio en Corso Vittorio Emanuelle en Milán por 107,5 millones –

El décimo banco de Italia, que vale en Bolsa 84 millones de euros, ha sido intervenido por el BCE

Italia comienza el año nuevo con problemas viejos en el sector bancario. La intervención de la Banca Carige, cuya crisis dura ya ocho años, refleja que hay cierta debilidad y bastante intranquilidad en el sector, una preocupación que se ha acrecentado con la llegada del Gobierno populista formado por un partido antisistema como el Movimiento 5 Estrellas; y otro antieuropeo, la Liga Norte. Sin duda, esta grave crisis de otro banco italiano eleva el nerviosismo de los inversores italianos, ya golpeados duramente en el pasado, especialmente por la crisis del Monte dei Pachi di Siena, que tuvo que ser rescatado por el Gobierno con 8.800 millones de euros hace año y medio, y la quiebra de un par de bancos vénetos.

Para evitar un colapso total, el BCE ha tenido que intervenir a la antigua Banca Carige (fundada en 1483 con el nombre de Caja de Ahorro de Génova), el décimo banco italiano por activos, con 500 sucursales, 4.300 trabajadores y más de un millón de clientes. Con su cotización suspendida ayer en la Bolsa de Milán, el BCE nombró tres administradores temporales y un comité de vigilancia de tres miembros para llevar la banca, después de que hubiera dimitido la mayor parte del consejo de administración.

Situación ruinosa

La situación de la Banca Carige se vio que era dramática cuando, para reflotar y dar liquidez a la entidad, se propuso un aumento de capital de 400 millones, una iniciativa que fracasó estrepitosamente. El principal accionista, la familia Malacalza, que cuenta con el 27,55 % del capital, rechazó, en la asamblea del 22 de diciembre, participar en la ampliación, lo que supuso en la práctica desaprobar la iniciativa.

Se comprende tal rechazo por parte de los Malacalza, cuya inversión en el banco ha sido en total de 423 millones en cuatro años, capital que se ha visto disminuido hasta unos 20 millones. Una ruina. En efecto, algunos datos son impresionantes: en octubre de 2017, Banca Carige vendió un palacio en el centro de Milán por 107,5 millones; en diciembre de 2017 el banco hizo un aumento de capital por valor de 544,4 millones; un año después, todo el banco vale mucho menos que el palacio vendido en Milán: concretamente, Banca Carige cerró el viernes en la Bolsa con una capitalización de 84 millones, es decir, la décima parte de lo que hace un año sumaban algunas ventas de su patrimonio y la ampliación de capital. Algo impresionante, o mejor dicho: casi irreal, porque en ocho años de crisis la Banca Carige ha quemado miles de millones de euros, arruinando empresas y accionistas.

La situación no podía ser más preocupante para el BCE, obligado a intervenir para evitar que cundiera el nerviosismo y la alarma en la banca italiana, en las empresas y en los inversores que temen por sus ahorros.

Carige tiene depósitos por valor de 16.300 millones de euros. Se hace urgente una solución. Los inversores minoritarios piden al Gobierno un rescate estatal. Podría surgir también algún comprador. Y como telón de fondo está la profunda inquietud ante la astronómica deuda pública (2,3 billones de euros, equivalente al 132% del PIB), propiedad en buena parte de los bancos italianos, que ven con enorme preocupación cómo la elevada prima de riesgo (ayer cerró en 251,70 puntos) está teniendo un impacto negativo en sus balances.

Casi un cuarto de la población española vive ya de alquiler

Previous article

España tiene ya más de 34.000 robots trabajando a pleno rendimiento

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Economía