Economía

El Gobierno prepara una norma para «flexibilizar» el modelo de FP y crear hasta 300.000 nuevas plazas

0

Los integrantes de la mesa redonda «Formarse para formarse», celebrada en el Instituto de Formación Empresarial de la Cámara de Comercio de Madrid –

El Ejecutivo quiere promover una «formación a la carta» para las pymes y una «mochila formativa» que permita al alumno nutrir su currículum

La directora general de Formación Profesional, Clara Sanz, ha anunciado hoy que el Gobierno en funciones prepara una nueva ley que flexibilice el actual modelo de FP y que ya se está poniendo en marcha como «experiencia piloto». Según ha indicado, el objetivo de la iniciativa es «crear entre 250.000 y 300.000 nuevas plazas en los próximos cuatro años», así como promover una «formación a la carta» para las pymes.

«Si las empresas necesitan una formación concreta que no es la de un título específico sino la de un determinado módulo se puede impartir en la propia empresa», ha explicado Sanz, que ha destacado que el propósito que se busca con este nuevo proyecto es conseguir una «formación acumulable», que sea un valor añadido para las organizaciones que colaboran con los centros educativos, pero también para el estudiante, de forma que tenga una «mochila formativa» que le permita nutrir su currículum con independencia de que cambie de compañía o de que se traslade a otra comunidad autónoma o a un país diferente.

Otra de las novedades que incluiría la modificación de la ordenación de la FP sería la ampliación de la duración de la Formación en Centros de Trabajo (FCT) –actualmente no sobrepasa las 300 horas– en los casos en que fuese necesario. Este módulo profesional se desarrolla en el torno real de la empresa y es de carácter obligatorio en todas las enseñanzas de FP, tanto básica, como de grado medio y de grado superior.

El anuncio de Clara Sanz se ha producido durante su intervención en la jornada «Formación y Empleo: trabajando por el futuro de los jóvenes» que han organizado este miércoles la Cámara de España y la Cámara de Comercio de Madrid, en colaboración con el Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación.

En el acto se han analizado las dificultades de los jóvenes españoles para encontrar empleo, la necesidad de adecuar la formación a las demandas del mercado de trabajo y la situación de los menores de 25 años que no trabajan ni estudian y que, gracias al Programa Integral de Cualificación y Empleo (PICE) impulsado desde las Cámaras de Comercio con apoyo del Fondo Social Europeo, pueden encontrar una salida laboral. «Desde sus inicios y hasta ahora, ha permitido mejorar las capacidades y competencias de casi 100.000 jóvenes. Más del 40% de ellos trabajaban seis meses después de haber participado en el programa», ha resaltado María Tosca, directora del área de Empleo, Formación y Emprendimiento de Cámara de España.

El paro juvenil, lacra para la economía española

El alto paro juvenil es uno de los problemas estructurales de España. Al finalizar marzo, la cifra de jóvenes en situación de desempleo ascendió hasta las 508.000 personas y la tasa de paro juvenil se situó en el 34,9% a cierre del primer trimestre del año, según datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) que elabora el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Clara Sanz ha afirmado que «con independencia del color del Gobierno, es evidente que no puede haber un crecimiento económico y un bienestar social si no conseguimos un reto que tiene que ver con la FP». En este sentido, ha señalado que los estudios que se hacen a nivel europeo apuntan a que «en 2025 las ocupaciones que va a necesitar nuestro mercado con una cualificación intermedia (personas que estudian FP de grado medio o superior) va a ser de casi un 50%», mientras que ahora mismo «hay un 25% de individuos con estas características».

La directora general de Formación Profesional ha añadido que, según las previsiones del Centro Europeo para el Desarrollo de la Formación Profesional (Cedefop), de aquí a seis años solo un 14% de los puestos serán para profesionales de baja cualificación, algo que supondrá un problema, pues actualmente existen un 37% de personas con ese perfil. «O les aumentamos la cualificación o van a estar destinadas al paro porque no van a tener una posibilidad de inserción laboral», ha alertado durante su participación en la mesa redonda «Formarse para emplarse», que ha sido moderada por Susana Alcelay, periodista de ABC.

Sanz también ha lamentado que en España «parece que los alumnos tienen que ser malos estudiantes para no pelearse con su entorno cuando dicen que eligen FP», aunque ha matizado que «ahora van cambiando las cosas».

Por su parte, Salvador Lorenzo, presidente de la Comisión de Formación de la Cámara de España y gerente de diversidad de Repsol, ha indicado que uno de los obstáculos a los que se enfrenta la FP dual –se realiza en régimen de alternancia entre el centro educativo y la empresa– es que, mientras «las grandes empresas tenemos estructura como compañía para poder diseñar planes de aprendizaje para los alumnos, las pymes, que son el grueso del tejido industrial español, a veces encuentran dificultades».

Sin embargo, ha destacado los beneficios de este tipo de FP: «Con el modelo de dualización generas un ecosistema de aprendizaje con el que se facilita la inserción laboral. Hemos iniciado un proceso de corresponsabilidad entre empresa y sistema público que dará frutos en un futuro».

«Con el modelo de dualización generas un ecosistema de aprendizaje con el que se facilita la inserción laboral»

Rocío Aragonés, subdirectora general de Recursos Humanos de Mapfre, ha subrayado la importancia que tiene para las compañías recibir alumnos que ya cuentan con un bagaje práctico: «Hace tiempo el verdadero interés era captar jóvenes con una titulación superior que tenían muchos conocimientos, pero carecían de experiencia. Nos dimos cuenta de que en la FP había un nicho importante a explotar porque nos aportaba esos perfiles que habitualmente no se encontraban y vimos que era una vía para reclutar».

Luis Miguel Rosa, director de Experis Academy de ManpowerGroup, ha hablado en su intervención de las vacantes que las empresas no logran cubrir por falta de candidatos que reúnan los requisitos solicitados: «Lo digital ha dejado de ser un soporte para actividades de otro tipo para convertirse en el propio negocio. Esto hace que haya una demanda cada vez más alta de profesionales que sean capaces de trabajar en esos entornos digitales, aunque también hará falta un perfil híbrido de parte técnica y humanista».

Calviño cree que una tasa incentivaría a la banca a resolver mayor número de reclamaciones

Previous article

Las aerolíneas se rebelan contra la ecotasa francesa a la aviación

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Economía